Mayo 25, 2017

Cómo preparar mi boda

Cómo preparar la ceremonia

Pensad que la iglesia donde se va a celebrar vuestra boda es un templo, no una sala de “eventos”. Los que saben de bodas y ceremonias son los sacerdotes y ellos deben ser los que os orienten para la mejor celebración del matrimonio.

Hay páginas web que ofrecen ideas, con más o menos gusto, para las bodas. En cualquier caso hay que distinguir entre una boda en Las Vegas y una boda en una iglesia, que no es lo mismo. Hay cosas que cabrían en un salón de fiestas pero no en una celebración litúrgica.

A vosotros se os invita a celebrar el sacramento del matrimonio en un templo que pertenece a una comunidad cristiana y, aunque a veces la parroquia o iglesia cobre una cantidad por la celebración, no debéis pensar que la habéis alquilado y que por tanto tenéis derecho a disponer del espacio a vuestro gusto.

MUSICA

La música en las celebraciones en la iglesia no tiene la función de adornar o entretener. Tiene una función litúrgica. Debe ser una música que ayude al recogimiento, a rezar y alabar a Dios. Se toca y se canta en honor de Dios, para adorarle. No se canta en honor de los novios o los invitados.

A la hora de seleccionar el repertorio se ha de seguir este criterio. Por eso están excluidas las piezas que no sean de contenido o inspiración religiosa. A veces a los contrayentes les gusta una determinada canción por tener un significado afectivo y piden que sea interpretada en la Iglesia (ej: “La guerra de las galaxias”, “La-La-Land”, “La Bella y la Bestia” o la melodía de “Love Story”). Es mejor elegir para ello otro momento, como la entrada en el salón de celebración, al partir la tarta nupcial o el baile. Para la iglesia elegid siempre piezas religiosas (modernas o clásicas) y no pongáis muchas, sólo en los momentos principales, pues es una boda y no un concierto.

FOTOS

Es lógico que queráis tener un recuerdo del dia de vuestra boda, pero no tiene sentido hacer “reportajes” que más parecen de Hollywood que de una boda sencilla. En realidad, basta con algunas fotos de los momentos más importantes para tener en casa, repartir a la familia y para un sencillo álbum. A veces los fotógrafos ofrecen “posados”, “montajes” o “books” que son una exageración.

El fotógrafo en la celebración tiene que ser superdiscreto y no molestar ni interferir para nada. Si tenemos varias cámaras, más el video, focos, etc, aquello parece un estudio o una pasarela más que una Iglesia. Algunas iglesias tienen un fotógrafo autorizado a actuar en las celebraciones o el párroco se reserva el derecho de autorizar a otros. Respetad este criterio por que está hecho para evitar conflicos que desgraciadamente se dan en las iglesias en que se celebran muchas bodas.

En numerosas ocasiones los “salones” incluyen el reportaje fotográfico completo de la boda. Esto es un abuso porque el salón puede imponer un fotógrafo en su negocio, pero no en la iglesia. A veces dicen a los novios que le digan al cura que “el fotógrafo es un amigo o un primo que nos regala el reportaje”, induciéndoles a mentir y a cometer un fraude, muy pueril por otra parte.

FLORES Y DECORACION

Tratad de seguir un criterio parecido al de la música: lo más elegante, siempre, es la sencillez. No tiene sentido el derroche de flores. Las flores en la iglesia se ofrecen a Dios: no son un mero adorno. Por eso no hay que pensar en “decorar” sino en ofrecer algo digno. Hay veces que se convierte el templo en una auténtica selva, y es una pena por que las flores no duran mas de dos o tres días. Los floristeros, lógicamente, siempre tratarán de ofrecer auténticas “obras de arte” pero estáis en vuestro derecho de optar por la sencillez.

PARTICIPACION DE INVITADOS Y AMIGOS

A muchas parejas les hace ilusión que en la ceremonia de su boda participen familiares o amigos con distintas intervenciones o lecturas. También a veces les gusta introducir ritos emotivos o simbólicos. Conviene no cargar la ceremonia litúrgica, que de por sí es rica y da posibilidad de intervención a todos. Por eso hablad con el sacerdote y pedidle que os oriente sobre la oportunidad o no de introducir ritos en la ceremonia. Un buen momento para estos puede ser la celebración posterior en los restaurantes o salones, que suelen disponer de medios.

PADRINOS Y TESTIGOS

En el matrimonio tiene que haber dos padrinos, que presentan, acompañan y ayudan a los contrayentes y que normalmente suelen ser los padres de los novios (padre de la novia y madre del novio). En caso de que no puedan los padres, pueden ser hermanos, otros familiares o amigos. Deben asistir a la celebración dos personas en calidad de testigos que darán fe, con su firma, de que los novios se han dado el consentimiento. Aparte de estos dos testigos obligatorios podrán actuar como testigos y firmar el acta matrimonial tantas personas como se quiera.

PAPELEOS

Justo al acabar la celebración, el sacerdote, los nuevos esposos, los padrinos y los testigos firman el acta matrimonial, que quedará archivada en la parroquia. Además el párroco os entregará un sobre con unos impresos que habréis de llevar al Registro Civil para que vuestro matrimonio quede inscrito y os den el Libro de Familia.

Si no os han cobrado una cantidad fija por la boda, es bueno que penséis en dar un donativo a la parroquia. Los gastos de celebrar una boda no son muchos, pero se trata de que con motivo de vuestro enlace colaboréis con la parroquia, que vive en gran medida de las aportaciones de los fieles.

Si podéis, procurad que al salir de la iglesia os echen sólo arroz (no pétalos, confeti, garbanzos, etc) y a ser posible fuera, no dentro de la Iglesia. Pero esto es difícil, ya que a ver quién controla a los invitados.

La Confesión

Como váis a recibir al menos un sacramento, el del Matrimonio, y a lo mejor también la Sagrada Comunión, debéis tener en cuenta que antes de la boda tendréis que ir a confesar. En el sigueinte enlace os explicamos Cómo preparar la Confesión