915 477 937 p.sadelaf@gmail.com
Diario de Cuaresma 2024 – Presentación

APROVECHAR AL MÁXIMO EL DIARIO DE CUARESMA

En este blog diario vamos a seguir a Jesús en su subida a Jerusalén. Su objetivo es ayudarte a acercarte a Jesucristo a través de reflexiones diarias y oraciones guiadas.

Considera la posibilidad de hacer este camino con un grupo pequeño. Utiliza el DIARIO DE CUARESMA 2024 como instrumento de oración familiar para la Cuaresma, o reúnete con algunos amigos para hablar de cómo Dios te está hablando durante este tiempo.

El Diario de Cuaresma también es adecuado para uso individual. Recuerda que no estás solo: los católicos de todo el mundo están en el mismo camino. Este diario está pensado para ofrecerte un lugar donde hablar con Dios y escuchar y ver todo lo que Él quiere mostrarte.

Cada día, una nueva reflexión te invita a escuchar la voz de Dios mientras caminas con Jesús hacia Jerusalén para su Pasión, muerte y resurrección. La meditación comienza con una palabra para orientar tu oración y un breve pasaje de la Escritura. La reflexión del día se cierra con una pregunta titulada «Para tu oración» e indicaciones para escribir en un diario que te ayudarán a abrir tu corazón al Señor.

Al final de cada semana, te invitamos a repasar las meditaciones de la semana y a escribir un diario sobre tu experiencia. Para ello, incluimos tres preguntas al final de cada meditación de los sábados. A muchas personas les resultará fructífero debatir las preguntas cuando se reúnan con otras personas de su parroquia o grupo pequeño; también puedes reflexionar sobre ellas por tu cuenta. Utiliza estas preguntas para reflexionar sobre tu experiencia a lo largo de la semana, con la presentación en vídeo, las meditaciones diarias y tus anotaciones en el diario. Observa cómo puede cambiar tu oración, y escribe sobre las cosas que te han tocado más profundamente durante la semana.

Cómo acercarse a la oración

Al dedicarte a la oración esta Cuaresma, no hay mejor salvaguardia que un buen plan. Te recomendamos que utilices las cinco preguntas clave para elaborar un plan. Funcionan así: Cada domingo, mira tu calendario y escribe tu plan para los próximos seis días. Concreta el plan respondiendo a las cinco preguntas: ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Qué? ¿Quién? ¿Por qué?

¿CUÁNDO PASARÉ TIEMPO CON JESÚS?

¿DÓNDE PASARÉ TIEMPO CON JESÚS?

¿QUÉ vamos a hacer juntos Jesús y yo?

¿QUIÉN ME HARÁ RESPONSABLE DE MI TIEMPO CON JESÚS?

¿POR QUÉ ESTOY PRIORIZANDO MI TIEMPO CON JESÚS?

Una vez establecido tu plan, estos pasos pueden resultarte útiles a la hora de orar con las Escrituras y otros textos:

Prepárate

Lee el texto una vez para familiarizarte con las palabras. Si rezas con la imaginación, lee toda la escena. A continuación, lee lentamente el texto por segunda vez. Presta atención a lo que sientes mientras lees. Observa qué palabras te impactan. Si el texto establece una escena, entra en ella con las personas mencionadas. Imagina la escena con el mayor detalle posible.

A veces ayuda leer el pasaje una tercera vez. Entra de lleno en él y quédate hasta que sientas que puedes continuar.

Reconoce

Has leído el texto. Has entrado en la escena. Ahora reconoce lo que se agita en tu interior. Presta atención a tus pensamientos, sentimientos y deseos. Son importantes.

Relaciona

Cuando hayas reconocido lo que sucede dentro de tu corazón, relaciónalo con Dios. No pienses sólo en tus preguntas, sentimientos y deseos. No pienses sólo en Dios o en cómo podría reaccionar. Dile cómo te sientes. Dile lo que piensas. Dile lo que quieres. Comparte con él todos tus pensamientos.

Recibe

Cuando hayas compartido todo con Dios, es hora de recibir de él. Escucha lo que te dice. Puede ser una voz sutil. Puede ser un recuerdo que surge. Tal vez te invite a releer el pasaje de la Escritura. Tal vez te invite a un silencio tranquilo y reposado. Confía en que Dios te escucha y recibe lo que quiere compartir contigo. Quédate el tiempo que desees.

Responde

Ahora responde. Tu respuesta puede ser continuar tu conversación con Dios o decidirte a hacer algo. Puede ser llorar o reír. Responde a lo que estás recibiendo.

Diario

El último paso es escribir un diario. Lleva un registro de cómo es tu oración. No es necesario que tu diario sea extenso. Puede ser una sola palabra o frase sobre lo que Dios te dijo o cómo te impactó la meditación del día. No importa cómo lo hagas, llevar un diario te ayudará a caminar más intencionalmente con Dios esta Cuaresma. Hemos preparado un diario para cada día y al final de cada semana.

Comprométete

Comprometerse es el primer paso para transformar tu vida de oración.

1 Comentario

  1. Fernando

    Hola, me interesa conocer las reflexiones diarias para la cuaresma, muchas gracias.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *